Los deportistas más famosos fuera del contexto del deporte (II)

Seguimos con este top 10 tan peculiar.

5: Ayrton Senna

senna

Considerado por muchos como el  mejor piloto de la historia. Su agresividad y personalidad  le convirtió en leyenda;  leyenda que se agravo  tras su trágica muerte en 1994 tras  quedarse con el volante en la mano y estamparse a más de 200 kilómetros por hora contra un muro. Siempre quedara el debate,  ¿Hubiese conseguido Schumacher 7 campeonatos del mundo si no se hubiese producido el trágico accidente?

4: Pele

pele

Se podría decir que fue el primer icono mundial del deporte.  Antes hubieron otros grandes deportistas que llenaron estadios: Di Stefano, Rocky Marciano… pero la carisma y la mística de Pele,  acompañados del  marketing, hicieron del astro Brasileño un icono reconocible en cualquier continente.  Tal fue su repercusión que durante el verano de 1969, durante una gira  del Santos por suelo africano, un país en plena guerra civil implanto una tregua solo para verle jugar.  Se retiró en el 1977 ante 700 millones de espectadores  de las televisiones de todo el mundo.

3: Michael Jordan

jordan

No se puede dudar de su habilidad con el balón en las manos, gano 6 anillos de la NBA, llegando a ser considerado por muchos como el mejor deportista de todos los tiempos en cualquier disciplina. Pero lo cierto es que su estatus de mito se acrecentó con el marketing que le rodeaba.  Firmo acuerdos multimillonarios con marcas tan conocidas como Cocacola, Macdonals, pero su mayor acierto fue trabajar con Nike. La empresa americana se encontraba en horas bajas y necesitaba un revulsivo para levantar cabeza.  Tras la primera temporada del joven jugador vieron su tremendo potencial y decidieron ofrecerle el diseño de unas zapatillas propia las “Air Jordan”. Al poco las zapatillas alcanzaron una fama mundial llegando a ser las más vendidas de la historia y lo que fue un simple diseño se convirtió en una marca independiente formada por Nike y Jordan que  a día de hoy acapara el 70% del mercado de la zapatillas para practicar baloncesto.

2: Jesse owens

Jesse-Owens-en-lo-mas-alto-del_54374882696_54115221152_960_640

Juegos Olímpicos de Berlin 1935.  4 años antes del inicio de la segunda guerra mundial.  Hitler pretendía del evento un escaparate para que el mundo entero viese la supremacía de la raza aria pero quedó eclipsado por el  potencial de un joven afroamericano  que en su juventud se dedicaba a recoger algodón junto a su padre.  Jesse owens  gano 4 medallas de oro – 100 metros lisos,  200 metros lisos, 4×100 metros  y  salto de longitud – batiendo el record mundial con cada una ella.  Hitler quedo anonadado llegando a levantarse y marcharse del evento para no tener que estrechar la mano  al mejor deportista del evento.  Lo triste de la historia fue  cuando Jesse volvió a Estados Unidos y tuvo que seguir viajando en la parte trasera de los autobuses por el simple hecho de ser negro.

1: Muhamed Ali

Muhammad_Ali_-_Sonny_Liston

Uno de los mayores  púgiles de la historia que destaco por su carácter chulesco.  Frases como: “Soy joven, hermoso, rápido y nadie me puede vencer “ eran comúnmente oídas de su boca. Pero no fue su arrogancia lo que hizo de él un mito, llego a estos altares gracias a su vida extradeportiva.El americano cambio su nombre original,  Cassius Clay, por el de Muhamed Ali tras convertirse al Islam. Fue un gran activista que lucho por los derechos civiles  y estuvo al lado de personalidades como Malcom X.  Una de sus protestas más sonadas y la que le llevaron a alcanzar el máximo reconocimiento mundial fue cuando se negó a combatir en la guerra de Vietnam ya que como él decía “No tengo problema con Vietnam, ningún viet cong me ha llamado negrata”. Este acto antibélico acabo en una condena de 5 años de cárcel  y 3 sin poder pisar un ring.   Tras pagar una suculenta cifra económica  y quedar en libertad bajo fianza, dedico los 3 años de veto deportivo a propiciar charlas sobre derechos humanos alrededor del país.