Las curiosidades de la mente humana.

Hoy voy a hablar de 5 enfermedades o anormalidades psíquicas muy  curiosas. 

El síndrome de Paris.

Es una enfermedad única de los turistas japoneses.  Algunos japoneses que viajan a la ciudad de la luz sufren grandes depresiones y entran en estado de shock al observar que Paris no es como ellos pensaban. Los turistas llegan a Francia con la  idea preconcebida de encontrarse con una ciudad idílica como la de películas como Amelie; y mucho más lejos de la realidad cuando llegan se enfrentan con una bulliciosa metrópolis saturada de turistas y con zonas muy alejadas de su imaginación.  La embajada japonesa en Francia dispone de teléfonos 24 horas únicamente para ayudar a los afectados con este problema. 

Amok

Es trastorno  único de la Isla de Java e Indonesia.  Los afectados, tras sufrir una fuerte vergüenza social (normalmente hombres que han sufrido un rechazo amoroso), comienzan a correr destrozando todo lo que encuentran a su paso. En la mayoría de ocasiones la misma población reduce a los afectados en muchos casos causándoles la muerte para poder detener su impulso devastador. 

Síndrome de cotard

También conocido como síndrome de negación,  es un caso exacerbado de hipocondría.  La gente que lo sufre cree haber muerto incluso que sus órganos están en estado de descomposición.  Algunos llegan a considerar que son inmortales debido a que tras “su muerte” siguen viviendo. 

 

Hikikomori

Es una enfermedad exclusivamente japonesa que literalmente quiere decir  “aislamiento”.  Los hikokomori son varones de entre 14 y 24 años que se sienten muy presionados por las duras costumbres y disciplina de la cultura japonesas y ante su nula capacidad para afrontar la presión  deciden, de un día para otro,  aislarse en sus habitaciones.  Para las familias es una gran vergüenza tener un hikomori en casa así que no suelen comentarlo con nadie y estos chicos pueden pasar años encerrados en sus habitaciones saliendo únicamente  para comer;  incluso, en los casos más graves,  la propia familia les lleva la comida y la dejan en la puerta para que luego el chico salga a cogerla cuando nadie le ve.

Síndrome del acento extranjero

La gente que lo padece un día se levanta hablando con el acento de otro país y en muchas ocasiones ni si quiera han visitado el país en cuestión.