Las curiosidades de la mente humana.

Hoy voy a hablar de 5 enfermedades o anormalidades psíquicas muy  curiosas. 

El síndrome de Paris.

Es una enfermedad única de los turistas japoneses.  Algunos japoneses que viajan a la ciudad de la luz sufren grandes depresiones y entran en estado de shock al observar que Paris no es como ellos pensaban. Los turistas llegan a Francia con la  idea preconcebida de encontrarse con una ciudad idílica como la de películas como Amelie; y mucho más lejos de la realidad cuando llegan se enfrentan con una bulliciosa metrópolis saturada de turistas y con zonas muy alejadas de su imaginación.  La embajada japonesa en Francia dispone de teléfonos 24 horas únicamente para ayudar a los afectados con este problema. 

Amok

Es trastorno  único de la Isla de Java e Indonesia.  Los afectados, tras sufrir una fuerte vergüenza social (normalmente hombres que han sufrido un rechazo amoroso), comienzan a correr destrozando todo lo que encuentran a su paso. En la mayoría de ocasiones la misma población reduce a los afectados en muchos casos causándoles la muerte para poder detener su impulso devastador. 

Síndrome de cotard

También conocido como síndrome de negación,  es un caso exacerbado de hipocondría.  La gente que lo sufre cree haber muerto incluso que sus órganos están en estado de descomposición.  Algunos llegan a considerar que son inmortales debido a que tras “su muerte” siguen viviendo. 

 

Hikikomori

Es una enfermedad exclusivamente japonesa que literalmente quiere decir  “aislamiento”.  Los hikokomori son varones de entre 14 y 24 años que se sienten muy presionados por las duras costumbres y disciplina de la cultura japonesas y ante su nula capacidad para afrontar la presión  deciden, de un día para otro,  aislarse en sus habitaciones.  Para las familias es una gran vergüenza tener un hikomori en casa así que no suelen comentarlo con nadie y estos chicos pueden pasar años encerrados en sus habitaciones saliendo únicamente  para comer;  incluso, en los casos más graves,  la propia familia les lleva la comida y la dejan en la puerta para que luego el chico salga a cogerla cuando nadie le ve.

Síndrome del acento extranjero

La gente que lo padece un día se levanta hablando con el acento de otro país y en muchas ocasiones ni si quiera han visitado el país en cuestión.

Las pinturas más enigmáticas de la historia (II) : La Bóveda de la Capilla Sixtina.

Continuamos este post sin salir del renacimiento  debido a  que  otro de los grandes genios de la humanidad fue contemporáneo a Da Vinci.  Hablamos del Michelangelo Buonarroti, Miguel Angel, quien supo plasmar toda su genialidad artística creando verdaderas obras de arte en diversos frentes.  Así podemos encontrar entre su legado obras tan conocidas como las esculturas El David o La Piedad, el fresco La conversión de San Pablo o los planos arquitectónicos de la mismísima cúpula de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Se podría estar horas hablando de la vida y obra de Miguel Angel, pero centrémonos en su mayor hito: los frescos de la Capilla Sixtina.

Tenemos que volver al contexto de aquellos años  para entender en todo su esplendor la importancia  de los artistas del renacimiento.  El siglo XVI  era una época de contrastes en  donde unos cuantos buscaban romper los moldes y volver a traer la cultura clásica  a una sociedad contaminada por la Edad Media.  A pesar de perder influencia frente a la  burguesía y surgir una nueva corriente de pensamiento que abandona la creencia de dios como el todo (teocentrismo) y valoran al hombre y a la naturaleza (antropocentrismo ),  el clero aún sigue  siendo una clase acomodada y con un gran poder político dentro de la sociedad, pero lo más sorprendente y contradictorio de todo es que el clero amaba el arte renacentista.  Así fue como se construyeron muchas de las grandes obras del renacimientos, financiadas por la iglesia y con Papas como mecenas de los mayores artistas de la época.

La Capilla Sixtina  recibe su nombre de Sixto IV, el Papa que la mando construir.  En un principio no adquirió ni se pretendía que tuviese la importancia que acarrea hoy en día y solo pretendía ser una capilla defensiva con sus anchos muros y su ubicación estratégica.  Inicialmente fue decorada por  pintores de la talla de Botticelli o Perugino pero no alcanzó su relevancia hasta que años después Miguel Angel dejo su sello.

La relación de Miguel Angel con la iglesia no era buena, de hecho Julio II tuvó que insistir y prácticamente obligar al artista a realizar la nueva decoración de la bóveda.  Miguel Angel  nunca antes había realizado un fresco de esas envergaduras y tal fue su fatiga  que durante los 4 años que duró la decoracion de la  bóveda nunca dejo de comentar que él no se sentía pintor  y realizó varios relatos donde dejó patente la angustia que le causaba pintar frente a otras representaciones artísticas como la escultura.  Para  aprender la técnica de la pintura al fresco contrato a algunos de los expertos de la época y poco después de adquirir los conocimientos mínimos los despidió ya que no  deseaba que nadie se interpusiese en su trabajo.

El primer desafío  de Miguel Angel fue alcanzar el techo de la bóveda.  Ante tal reto el Papa llamo a su arquitecto de confianza, Donato Bramante,  diseñador  de gran parte de La Basilica de San Pedro. Donato no pudo plasmar un sistema de andamios que permitiesen llegar al techo sin dañar la capilla   y el único que llevaron a la práctica  resulto ser un fracaso que se desplomo antes de estar completamente construido.   Miguel Angel era un amante de la arquitectura clásica así que diseño unos andamios en forma de puente romano que se sostenían por su propio peso.  Años más tarde se pretendió retocar parte de la bóveda y fue imposible  ya que nadie podía reproducir los andamios ideados por Miguel Angel.  El trabajo duro 4 años (1508-1512) y fue automáticamente reconocido como una obra maestra por todos los contemporáneos; incluso algunos grandes como Rafael Sanzio se inspiraron en él para nuevos proyectos.

Miguel Angel no  soportaba que Julio II le hubiese elegido para  convertir la capilla en su mausoleo personal  y conociendo el carácter ególatra del pontífice decidió vengarse de una forma muy especial.  En uno de los muchos dibujos de la bóveda, justo encima de la puerta,  ilustro al profeta Zacarías con la cara de Julio II.  El papa quedó encantado al saber que durante toda la eternidad la gente  que entrase a la capilla lo haría caminaría bajo él ; lo que desconocía eran los mensajes ocultos que le dejo el pintor.

La representación de  Aminadab se  encuentra  encima del retrato del papa y se puede observar como forma con las manos un  signo obsceno (los cuernos del diablo)  que apunta directamente  a su cabeza.  También hay más recados directos al papa, como un ángel señalando con su dedo corazón al pontífice.

 

Francisco Javier Garcia Orts

Representación de Aminadab

 

Francisco Javier Garcia Orts

Profeta Zacarías con la cara de Julio II

 

 

Letras ocultas,  símbolos hebreos, referencias a las culturas clásicas… fueron múltiples los mensajes ocultos que se le presuponen a Miguel Ángel, incluso se rumorea que cuando la iglesia se percató de éstos cayo en ira pero no pudo hacer nada  ya que  hacía años que el autor había muerto;  pero sin duda el más significativo es la similitud a un cerebro humanos que presenta el manto que cubre a Dios y los ángeles en La Creación de Adán.

Algunos creen que fue  simple casualidad, otros indican que Miguel Ángel quería dejar patente su ateísmo indicando que Dios reside únicamente en la mente del hombre  y algunos hablan de un simple guiño  a la figura del hombre resurgida en el renacimiento frente a la del dios tirano que reinaba en la edad media. Fuese lo que fuese es magnífico  pensar que Miguel Ángel tuvo el valor de hacerlo  premeditadamente y consiguió que nadie se diese cuenta hasta años después.

 

Francisco Javier Garcia Orts

La creacion de Adan (Francisco Javier Garcia Orts)

 

 

 

Enhanced by Zemanta